viernes, 21 de diciembre de 2012

30 años no son nada.

Llevo desde el año 1982 viviendo y trabajando en España. Estoy casado con una Andaluza, tengo cuatro hijos españoles, y la residencia permanente. Hace unos dos años la crisis se llevó por delante mi negocio, y ahora estoy en paro. Hoy he ido a por mi tarjeta sanitaria europea, para poder viajar y visitar a mi familia en UK. Pero, acorde con la nueva ley,  he sido borrado de la seguridad social. Todos los papeles rellenados con anteriordad - el empadronamiento, libro de familia, tajeta de la seguridad social etc etc - habrá que rellenar de nuevo. ¿Por qué? Porque soy extranjero, y por ende sospechoso, un posible estafador, un parásito del sistema. Así que nada, a empezar de nuevo con la tan querida burocracia. ¡Esto sí que es ahorrar!
Esto es la democracia entendida como cuestión de bandos; Nacionalistas contra Republicanos, PP contra PSOE, Real Madrid versus Barcelona. Tarjeta roja y expulsión hubo contacto o no. Es patético, y lleva al país a un terrible atraso. Mientras tanto, el ciudadano de a pie sufre el infantil tira y afloja de nuestros sabios y prepotentes gobernantes.
De acuerdo, volveré mañana.
Pero tomo nota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada